Tuesday 4 de October, 2022

Con una caída del 6,6% en febrero, el consumo sigue su pendiente en un barril sin fondo que provoca incertidumbre

El panorama es desolador para las empresas de ventas masivas, las cadenas de supermercados y pequeños almacenes. En el primer bimestre la merma acumulada trepa al 5,6 respecto a 2016.

Caída del consumo
Se siente fuerte la caída del consumo desde el año pasado y la tendencia continúa a la baja

Si bien la actividad económica comenzó a mostrar a fin del año pasado algunas cifras y variables positivas, lo cierto es que el consumo sigue en picada y sin perspectivas de mejora, al menos en el corto plazo. Tras haber cerrado un 2016 muy negativo, tendencia que se confirmó durante el primer mes de este año, febrero volvió a mostrar un panorama desolador para las empresas de consumo masivo y las cadenas de supermercados y pequeños almacenes.

De acuerdo con datos relevados por la consultora Scentia, que dirige Osvaldo del Río, el mes pasado la contracción en el consumo trepó al 6,6% respecto del mismo período del año pasado, lo que generó un primer bimestre con una merma acumulada del 5,6%. El informe denota fuertes bajas en todos los rubros. El de bebidas sin alcohol es el que mostró una merma más pronunciada, con una baja de 10,9% respecto del mismo mes del 2016 y una caída acumulada en el primer bimestre de 8,2%.

También cayó fuerte el rubro de productos de limpieza y hogar, cuyas ventas en supermercados y almacenes disminuyó 9,7% en febrero y 7,3% en el acumulado del año. Le siguieron los «perecederos y fríos» y los de higiene y cosmética, con bajas de 7,1% y 6,7% respectivamente.

El rubro Alimentos es uno de los que menos se derrumbó, con una baja de 3,2%, pero el que se vio menos afectado por la retracción del consumo fue el de bebidas con alcohol, que mostró una contracción de apenas 0,8% en febrero y de 1,7% en el bimestre.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram