Monday 30 de January, 2023

Una empresa radicada en Morón lanzó la comercialización del primer auto eléctrico fabricado en Argentina

Se trata de Sero Electric, un vehículo que ya está homologado para circular en la vía pública: es compacto, ecológico y gasta un 70 por ciento menos que los autos a combustible. Viene en tres modelos distintos con batería de plomo o litio. Te presentamos un video con su lanzamiento y proceso productivo.

Tras el corte de cintas: ya homologado, el Sero Electric comienza a rodar por las calles de la ciudad

Instalados desde hace algo más de un año en una planta industrial de 2000 metros cuadrados en el Parque Industrial PITAM de Morón, Sero Electric realizó el lanzamiento de sus versiones sedan y cargo alto con puertas, a los que se sumará en breve un nuevo modelo.

Acompañando la tendencia mundial de fabricación de autos eléctricos, Sero logró diseños livianos, ecológicos, seguros, con bajo costo de mantenimiento para  transportar dos personas. Este tipo de vehículos tiene un peso de 350 kilos sin baterías; autonomía de 100 kilómetros y por ley están exentos del pago patente. En lo que al ahorro respecta, vale mencionar que en un trayecto en ciudad de 100 kilómetros que demandan en un auto a combustible unos $600, un Sero lo realiza a un costo de tan sólo $60. Los Sero tienen un 80 por ciento de piezas de fabricación nacional, y sólo el 20 se importan porque localmente no hay escala de producción de ciertos componentes.

Se trata de autos que portan patentes verde que los califican como «Vehículo con circulación restringida» ya que pueden moverse por calles y avenidas, pero tienen prohibido transitar por rutas y autopistas.

Del lanzamiento en Morón participaron el ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica; el intendente Ramiro Tagliaferro;  la dirigente del GEN Margarita Stolbizer; el legislador de la Ciudad de Buenos Aires, Sergio Abrevaya; funcionarios del ministerio de Producción bonaerense y Jorge Píccoli, Defensor del Pueblo de Ituzaingó.

Al momento de la presentación, Pablo Naya, director y fundador de Sero Electric señaló que “arrancamos en 2010 investigando que había en el mundo en materia de movilidad eléctrica y sustentable, atentos a qué es lo que necesita este planeta. Después de numerosas investigaciones desarrollamos los primeros prototipos para llegar a donde estamos ahora. En Argentina no existía la categoría vehicular para que este tipo de vehículos que pueden circular libremente por la ciudad, por eso en 2015 comenzamos a tramitar la legislación pertinente”.

En el mes de junio la empresa logró acceder a la licencia de configuración de modelo para patentar las unidades que ahora pueden rodar en la vía pública colaborando con el medio ambiente.

Por fuera y por dentro: así es el primer city car eléctrico de fabricación nacional
Por fuera y por dentro: así es el primer city car eléctrico de fabricación nacional

Durante la lanzamiento, el intendente Tagliaferro señaló que “desde el Municipio de Morón fuimos los primeros en probar los productos de la empresa cuando Sero nos cedió mediante un convenio dos unidades, tras lo cual adquirimos otras dos para nuestros equipos de Medio Ambiente y Tránsito”.

Entre los objetivos de la empresa a corto plazo, Naya mencionó el plan de “reforzar el mercado interno a través de distribuidores en todos el país; el próximo desembarco de nuestras unidades en  Brasil e Italia y la producción de utilitarios para el uso en el ámbito empresario y en reparticiones públicas”.

A su tiempo, Guadalupe Naya, a cargo del área Comercial de Sero Electric hizo foco en la necesidad de que en Argentina crezca el mercado de los autos ecológicos atenta a los tiempos que corren, donde el cuidado del medio ambiente y las consecuencias del calentamiento global hacen peligrar el futuro de las generaciones venideras. “Hoy autos eléctricos representan apenas el  5% del mercado, mientras se espera que en 2030 crezca al 39%, siempre que las automotrices inviertan en ese sentido a nivel mundial.

Con valores que arrancan en los 9.900 dólares, la opción más accesible de este tipo de vehículo está equipada con una batería de plomo y puede entregar una autonomía de entre 40 y 50 kilómetros con una carga completa. La otra alternativa es equiparlo con un paquete de baterías de litio, que otorga un rango de entre 80 y 100 kilómetros.

Las dos baterías se recargan a través de un toma corriente normal de 220V y demora entre 5 y 7 horas para completar el proceso. La velocidad máxima que logran los modelos de Sero es de 45 km/h mientras que las versiones ideadas para moverse en áreas privadas, cuentan con una velocidad máxima limitada en 35 km/h.