Monday 21 de September, 2020

Una familia fue víctima de una entradera, la Policía detuvo al ladrón y le dieron domiciliaria: se tuvieron que mudar

El delincuente fue un vecino de las víctimas, que se llevó de la vivienda teléfonos celulares, cámaras fotográficas, una computadora y demás elementos de electrónica. Un hijo del matrimonio jugaba en red con sus amigos y alcanzó a avisarles del hecho. Pero el infierno recién empezaba.

El delincuente fue detenido y los elementos robados recuperados, pero la justicia le otorgó arresto domiciliario y volvió a su casa

Vergonzoso penar de una familia que sufrió una entradera en su casa por parte de un vecino. Luego de sufrir el pésimo momento les tocó algo peor: el ladrón fue beneficiado con arresto domiciliario por parte de la justicia y volvió a su domicilio, que está ubicada vivienda mediante a la del matrimonio asaltado. La insólita consecuencia del accionar judicial fue que las víctimas debieron mudarse del barrio.

Todo ocurrió en Lanús Oeste, cuando el malviviente ingresó a la finca para llevarse teléfonos celulares, cámaras fotográficas, una computadora y demás elementos de electrónica. Mientras se consumaba el hecho delictivo, el hijo menor de la familia jugaba en red con otros chicos y advirtió a sus amigos de lo que le estaba pasando.

Uno de los cibernautas era el hijo de un amigo del jefe de Gabinete y responsable de Seguridad del Municipio de Lanús, Diego Kravetz, quien al conocer la información despachó móviles policiales para intervenir frente al caso.

«El hijo de un amigo mío jugaba en red con otros chicos y uno de ellos le contó lo que estaba pasando en su casa en ese preciso momento, me contacto mi amigo con la información y enviamos móviles para atrapar a los ladrones in fraganti. Si bien no se los pudo atrapar en el momento la rápida investigación de la UFI 3 dio con el principal sospechoso el cual fue allanado y detenido por la Policía”, relató Kravetz.

La carátula de la causa penal fue robo agravado por el empleo de arma de fuego, y el detenido fue trasladado a la comisaría 1° de Lanús. Sin embargo, el caso tuvo un giro inesperado, ya el delincuente resultó ser vecino de la familia: se trata de un joven de 24 años, que estaba cumpliendo prisión domiciliaria por otro hecho.

«El ladrón fue beneficiado por la justicia con la prisión domiciliaria, pero lo más grave de todo es que su domicilio está lindante al domicilio donde robó a sus propios vecinos”, expresó Kravetz y agregó: “Este tipo de sentencia no es culpa de este juez en particular, sino del criterio que ha sentado la Cámara de Casación en materia de prisiones domiciliarias, lo que ha provocado y provoca, una liberación masiva de delincuentes”.

Hoy el imputado vive en su domicilio y las víctimas se han mudado de su hogar por miedo. El Municipio informó que, a través de su área de Acceso a la Justicia, inició gestiones con la Fiscalía que entiende en la causa para revertir la prisión domiciliaria del detenido.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram