Tuesday 7 de February, 2023

Una marea humana recibió a la Selección, que aterrizó en Ezeiza y ya prepara la caravana

La delegación que bajó del avión fue comandada por el capitán Lionel Messi y el entrenador, Lionel Scaloni, secundados por el presidente de la Asociación del Futbol Argentino (AFA), Claudio 'Chiqui' Tapia. Al mediodía la gran celebración por las calles. “En este suelo hay otra estrella”, decía la gigantografía en el predio de entrenamiento en donde descansaron los eternos campeones.

La Selección nacional de fútbol campeona del mundo en Qatar 2022 llegó está madrugada al país, a las 2,24, a través de un vuelo de Aerolíneas Argentinas en medio del júbilo de una multitud que colapsó todos los accesos a la zona circundante al predio de la AFA en el partido bonaerense de Ezeiza.

Tras aterrizar, la aeronave Airbus 330-200 ploteada con los colores de la Selección y las imágenes de sus jugadores, fue derivada al FBO VIP del aeropuerto internacional de Ezeiza especialmente decorado para la ocasión.

El arribo de los jugadores fue saludado por la interpretación en vivo, a cargo del grupo musical La Mosca, del tema que se convirtió en himno de los hinchas albicelestes en el Mundial, ‘Muchachos, ahora nos volvimos a ilusionar’, que acompañó el descenso de los futbolistas, del cuerpo técnico y de los dirigentes del avión.

Pocas veces la Copa del Mundo estuvo en tan buenas manos: en capitán Lionel Messi la trajo a la Argentina

La delegación fue comandada por el capitán Lionel Messi y el entrenador, Lionel Scaloni, secundados por el presidente de la Asociación del Futbol Argentino (AFA), Claudio ‘Chiqui’ Tapia. Luego descendió toda la delegación que se dirigió al micro descapotable por una alfombra roja, hacia el predio de la AFA. Un segundo micro, pero techado, condujo al resto de la delegación.

En el VIP al que llegó la Selección se montó un gran operativo de seguridad con tres retenes de control de la PSA, y solamente un puñado de vecinos de la zona pudo estar presente en el lugar con redoblantes y banderas para saludar a sus ídolos.

Los transportes que trasladaban a los campeones del mundo partieron al predio de la AFA poco después de las 3 de la mañana, y debieron atravesar una marea humana integrada por decenas de miles de personas que se apostaba a los costados de la autopista aguardando el paso de los campeones rumbo al predio donde pasarán la noche.

Los hinchas -celular en mano con los que filmaban y sacaban fotos- coreaban el nombre de los jugadores, a quienes alentaban y saludaban agitando banderas blanquicelestes al grito de ‘dale campeón, dale campeón…’ embebidos de un mar de sirenas y bengalas.

A paso de hombre, los micros demoraron una hora y cuarto en recorrer los seis kilómetros que distancian el Aeropuerto del predio deportivo de la AFA escoltados por otro imponente operativo de seguridad que incluyó efectivos a pie y motorizados.

Los campeones en el micro descapotable que los trasladó desde el aeropuerto de Ezeiza hasta el predio de la AFA

En la puerta de la sede deportiva también los esperaba una multitud, muchas de las personas estaban congregadas allí desde esta mañana, varios de ellos llegados desde distintos puntos del país, que los recibió con una batucada interminable y bengalas multicolores mientras que al ingresar el micro al predio de la AFA comenzó un ensordecedor espectáculo de fuegos artificiales.

Antes de eso, los hinchas convocados se movían al costado del descapotable al que seguían casi a paso de hombre para no perder contacto visual con los jugadores, mientras la Policía abría camino al micro en una imagen que recordaba la apertura de las aguas del Mar Rojo, que volvían a cerrarse detrás de los transportes, con más y más gente en la autopista.

El predio de la AFA los recibió con una gigantografía de Messi alzando la Copa delante de una bandera argentina infinita y una frase categórica: “En este suelo hay otra estrella”.