Wednesday 18 de May, 2022

Una plegaria a Dios, el mensaje que colmó nuestras redes para pedir por Lautaro y su recuperación

La fe no está devaluada en tiempos de amores líquidos: la conmocionante situación del vecinito de Ituzaingó que primero esperaba un corazón y ahora aguarda su recuperación nos atravesó como medio de comunicación. Plegarias al cielo sobresalieron en todos los escritos de nuestros lectores.

Un corazón para Lauti

Que la fe mueve montañas es una expresión tan antigua como la religión misma. Pero en los tiempos que corren, donde todo es más racional y el concepto de esperanza está circunscripto a situaciones individuales más que colectivas, la situación que vive Lautaro Sabio realmente ilumina el futuro.

Cientos, miles de plegarias al cielo han dejado nuestros lectores en el sitio de Primer Plano On Line y en las redes sociales que puso este medio a disposición de sus seguidores. Allí, una palabra se destacó por sobre el resto: Dios. Pedidos, oraciones, mensajes cargados de amor y de ánimo se pudieron leer en estos días, desde que la condición de salud del vecino de Ituzaingó tomó trascendencia nacional.

«Tienen que existir los finales felices…. A los que crean y aquellos que no les pido mucha fuerza, energía, oración o lo que esté a su alcance por Lauti. Este pibito se la viene bancando desde siempre y necesita ese empujoncito para tener una lucha victoriosa. Más que nunca enano!!!! #FuerzaLauty», publicaron sus allegados anoche en la página de Facebook «Un corazón para Lauty», desde donde familiares y amigos hacen catarsis diaria y comparten su evolución con la población que sigue el caso.

Tal cual informó ayer Primer Plano On Line, la condición del adolescente es realmente compleja a partir del rechazo que experimentó su organismo tras las horas posteriores al trasplante. Recién hoy se cumplen 72 horas de la operación y el tiempo crítico continúa. El sangrado, el líquido acumulado en los pulmones -que no se lo pueden sacar ni con diálisis- y el temor a daños neurológicos está latente. Pero la fe también.

«Hijo. Sé que estás peleando la batalla más dura de tu vida. Ahora tenés un corazón que late fuerte en vos y sólo queda un pasito más… que despiertes para poder ver el inmenso amor que generaste en cada uno de nuestros corazones. Nos enseñaste mucho en estos días, a no bajar los brazos, a unirnos. Sos un ser de luz, siempre lo supe. Ahora estás en manos de Dios para que ese milagro suceda. Te amo infinitamente y sigo con Fe este camino que recorremos juntos desde hace 15 años». Son las palabras de Jimena, su mamá.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram