Sunday 29 de November, 2020

Una puerta abierta, la clave para descubrir el macabro crimen del abuelo en Castelar

Fueron las hijas del hombre quienes, al llegar al lugar, notaron que el portón del garaje estaba abierto y los perros en la calle. Eso despertó sospechas en los investigadores, que comenzaron a buscar cámaras de seguridad en la zona. Quién era la víctima, un hombre jubilado de la Policía. Qué declaró la viuda negra ante la justicia.

Santos Salvador Maciel era jubilado de la Policía y, con sus 82 años a cuestas, juntaba cosas que los vecinos le daban para donar a Cáritas

“Mi papá acumulaba ropa y zapatillas que pedía en el barrio para donar a Cáritas”. Valeria es una de las hijas de Santos Salvador Maciel (82), el jubilado retirado de la Policía cuyo crimen, con una historia macabra detrás, reveló ayer Primer Plano Online. Por el caso hay una viuda negra detenida y todavía un barrio conmovido.

“De entrada nos dimos cuenta que eso no había sido un accidente. La puerta del garaje abierta no nos cerraba. Pero no sabíamos que mi papá estaba ahí adentro. Pensamos que había salido a pasear y dejó el portón abierto”, relató la mujer. “No quiero saberlo”, contesta sobre la duda que los tiene destrozados como familia por estas horas: si Salvador estaba o no con vida cuando se inició el fuego. 

“Cuando nos confirmaron que estaba ahí lo primero que dije fue acá algo pasó. Mi papá era un hombre que vivía solo hace mucho tiempo, totalmente lúcida, que se manejaba por su cuenta y jamás molestó a nadie”, agregó Valeria, quien mantenía contacto diario con su padre, que enviudó hace diez años y también había perdido una hija, pero supo salir adelante con su tristeza a cuestas.

En la familia del abuelo desconocían absolutamente a la mujer acusada por el crimen. Pero desmienten por completo que sea alguien dedicada a su cuidado. “Nunca mi papá tuvo alguien que lo ayudara, no lo necesitaba ni lo quería”, enfatizó la joven.

La viuda negra enfrenta una acusación: homicidio criminis causae, lo que podría derivar en una condena a perpetua

La investigación está centrada ahora en descubrir quién ayudó a Andrea Fabiana Blind (49), la única detenida hasta el momento en el caso, a retirar lo que se llevó de la casa de Maciel: un horno eléctrico, un Smart TV, una pulidora y una máquina de coser. Todos esos elementos fueron incautados en su casa en el allanamiento en el que fue arrestada.

El fiscal Sergio Dileo, de la UFI Nº 6 de Morón, le tomó declaración ayer a la imputada. Fuentes judiciales explicaron a Primer Plano Online que la mujer se declaró inocente por el incendio, y explicó que fue a retirar las cosas que le había comprado al abuelo. Pero su relato, naturalmente, hizo agua por todos lados. Las imágenes registradas por las cámaras de seguridad aportadas por los vecinos de la zona la muestran actuando con cómplices. Quiénes eran es ahora lo que se intenta develar.

Exclusivo: descubren una viuda negra en Castelar tras el incendio en el que murió un abuelo

Valeria se mostró agradecida con la Policía y con la justicia por la rápida investigación realizada y pide que la muerte de su papá no quede impune. “No podemos creer lo que pasó y pedimos que le caiga todo el peso de la ley. Lo que hizo no tiene perdón”, cerró.

El material fílmico para avanzar con la pesquisa fue conseguido por el subcomisario Diego Carreiras, titular de la seccional 3ª de Castelar sur, y el jefe de calle de esa dependencia, Diego Lazarte, que buscaron casa por casa las cámaras que permitieran esclarecer el caso. O, al menos, recolectar evidencia. La viuda negra es vecina de la zona, ya que vive en Bufano y Galicia, y fue reconocida por habitantes de la cuadra.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram