Sunday 24 de October, 2021

La Universidad de Morón y la educación pospandemia: el desafío de combinar presencialidad y virtualidad

A partir de la incorporación de Blackboard, reconocida como la mejor plataforma de enseñanza del mundo, la entidad académica se propone que la misma clase que tomen estudiantes en las aulas la puedan seguir quienes están en sus casas.

"Estas aulas híbridas hoy son una realidad en la Universidad de Morón”, afirmó Pablo Navarro

“Cualquier alumno que ingrese el año próximo se va a encontrar con una universidad distinta, que va a convivir entre la presencialidad y la virtualidad, que no sólo ha invertido en una transformación física en cuanto a lo tecnológico sino también en una mirada al futuro”.

Las palabras de Pablo Navarro, secretario general de la Universidad de Morón, se perciben apasionadas. Lejos de la incertidumbre que la pandemia planteó el año pasado con su abrupta irrupción, uno de los responsables de la entidad académica se muestra entusiasmado con lo que se viene en el mundo de la enseñanza.

En una entrevista con Adrián Noriega en la emisión semanal del programa periodístico Primer Plano, por la señal Somos de Cablevisión, Navarro destacó que esa casa de estudios se preparó con las mejores herramientas al alcance para encarar el futuro, que ya llegó. La incorporación de la plataforma Blackboard, reconocida en universo académico como la mejor en su categoría, ya permite avizorar lo que será el ciclo lectivo 2022.

“Lo que nos planteamos es permitir a nuestros alumnos que el que quiera venir a la universidad que venga, pero el que quiera estar en su casa tomando la misma clase también lo pueda hacer. Hoy tenemos la capacidad de hacerlo. Estas aulas híbridas hoy son una realidad en la Universidad de Morón”, destacó.

La confianza en el desarrollo tecnológico vislumbra una tercera vía en el horizonte educativo del nivel superior. Las ventajas son múltiples: no tener que viajar, presenciar la misma clase desde la comodidad del hogar y la interacción con docentes y estudiantes garantizada, menos costos y la flexibilidad horaria que convierte a alumnos y alumnas en protagonistas de su propio proceso de aprendizaje.

Justamente hoy jueves se conoció la resolución mediante la cual el Gobierno nacional eliminó el distanciamiento de 1,5 metros que era obligatorio en las aulas universitarias y, de ese modo, autorizó el retorno a la presencialidad plena en el nivel. A partir de ahora, serán las propias universidades, en coordinación con las jurisdicciones, las que definirán los pasos a seguir, ya sin las limitaciones de los protocolos que estaban vigentes.

Distinguen a la Universidad de Morón por la implementación de una plataforma digital que revoluciona la dinámica de sus aulas

A través de una resolución, el ministro de Educación Jaime Perczyk derogó una norma con fecha del 8 de agosto de 2020, que impedía la vuelta a la normalidad en las universidades. A partir de la nueva resolución, las instituciones ya no necesitan recibir el aval de Nación para avanzar en mayor presencialidad, aunque todavía necesitan articular con el ministerio de Salud provincial.

“Establecer que la efectiva reanudación de las actividades académicas presenciales en Universidades e Institutos Universitarios será decidida por las autoridades provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, según corresponda, quienes podrán suspender las actividades y reanudarlas conforme a la evolución de la situación epidemiológica”, sostiene la resolución.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram