Thursday 20 de January, 2022

Vecino de Haedo persiguió hasta Villa Luro a delincuentes a los que encontró robando en su casa

Según la denuncia de la víctima, identificada como Pedro Emmanuel Palacios García (34), todo comenzó cuando se encontró con el escruche en su casa de la calle Primera Junta al 100 y tomó la decisión de seguirlos, pese a estar con su esposa, su papá, su bebé de ocho meses y su hija de once años. Qué pasó en el trayecto.

Con círculo azul la Fiorino de los delincuentes; de rojo, el auto en el que viajaba el vecino asaltado, que no pudo alcanzarlos

Pedro es vecino de Haedo que el sábado de madrugada, cuando llegaba a su casa de la calle Primera Junta al 100, en la mencionada localidad de Morón, se encontró con la desagradable sorpresa de ver salir a delincuentes que le terminaban de revolver todo y de salir con dinero y objetos de valor.

En su desesperación, pese a que en un primer momento creyó que la camioneta Fiat Fiorino que estaba estacionada era de alguna familia que había ido a celebrar la Nochebuena a alguna finca lindera, salió a perseguir a los ladrones durante más de diez kilómetros, en los que no logró darles alcance. El frustrado intento concluyó en Villa Luro.

El hecho que trascendió por redes sociales y del cual hoy se hicieron eco diversos medios de comunicación ocurrió cerca de las 2.30 del sábado 25. Según la denuncia de la víctima, identificada como Pedro Emmanuel Palacios García (34), todo comenzó cuando se encontró con el escruche en su casa y tomó la decisión de seguirlos, pese a estar con su esposa, su papá, su bebé de ocho meses y su hija de once años.

LA PERSECUCIÓN

“Cuando llegué y vi a esa persona salir de la vivienda, a partir de ahí me enceguecí. Los seguí pero no para agarrarlos yo, sino para ir alertando al 911 y que los agarren, pero no hubo caso. Me sentí solo”, contó la víctima a El Noticiero de la Gente, por Telefe. “Iba muy nervioso, pensando en el esfuerzo y en los ahorros de tanto tiempo. Los seguía pensando en eso y esperando que alguien los agarre”, agregó en un fuerte cuestionamiento a la labor policial. 

Resignado, Pedro contó que la persecución se extendió por 40 minutos y que los llamados a la central de emergencias no tuvieron eco. Incluso se cruzó con un móvil de la Policía Federal llegando a la cancha de Vélez, que siguió hasta Juan B. Justo y Lope de Vega, donde la Fiorino se detuvo, pero luego de eso lo perdieron.

Mientras, en su casa encontró todo revuelto, le faltó dinero y artículos de valor. Pero la principal frustración e impotencia es no haber podido encontrar a los autores pese a tenerlos tan cerca. En un breve repaso contó que le llevaron un televisor, una PlayStation 4, dos notebook y dos celulares. Y un dato que lo obsesiona: ni las ventanas y puertas estaban violentadas. ¿Cómo entraron?

El hecho es investigado por el fiscal Nicolás Filippini, de la UFI Nº 1 de Morón, que ordenó una revisión de las cámaras de seguridad para dar con los escruchadores.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram