Monday 6 de February, 2023

Venta de juguetes para Navidad: crecieron los de menor valor y cayeron un 5,2% los más caros

Desde la cámara que nuclea al sector informaron que hubo un exceso de mercadería llegada desde el exterior “vulnerando la administración del comercio a través de medidas cautelares”. El ticket promedio fue bajo, del orden de los $2300 por persona en comercios de cercanía y con transacciones en efectivo.

Las ventas de juguetes cuyo valor supera los 3.500 pesos cayeron un 5,2% respecto de la Navidad de 2021

Si bien los juegos y juguetes de hasta $1500 incrementaron sus cantidades vendidas, los productos con un precio mayor a $3500 no tuvieron una buena performance, lo que significó una caída general de ventas de 5,2% en unidades respecto a la temporada de 2021. Así lo consignó la Cámara Argentina de la Industria del Juguete ante la consulta de Primer Plano Online.

Según el desglose del relevamiento, los determinantes de la caída de las ventas fueron “el exceso de la cantidad de productos del exterior observados en el mercado” que se importaron “vulnerando la administración del comercio a través de medidas cautelares”. Eso, en la interpretación de fabricantes locales, “agravó la problemática del contrabando y la venta en la vía pública de productos apócrifos y sin certificados de seguridad”.

Las importaciones de juguetes en el periodo enero-noviembre se incrementaron un 38% en valores respecto el mismo período del 2021. Esta mayor cantidad de productos oriundos del exterior “han generado una sobre oferta que explican el 95% de participación en ciertos comercios, perjudicando a la industria, pero también a importadores y distribuidores tradicionales que cumplieron con los procedimientos establecidos por la Secretaria de Comercio”, describieron desde la central empresaria.

Por la pérdida del poder adquisitivo, la cámara también identificó muchas compras en la vía pública y en plataformas de comercio electrónico que “publican productos apócrifos contrabandeados de menor valor pero que no cuentan con los correspondientes certificados de seguridad, un problema estructural que explica el 25% del mercado argentino de juguetes y que impactó negativamente en las ventas en comercios habilitados”.

En lo que fue ‘La Noche de las Jugueterías’, fue recién a partir del miércoles 21 de diciembre -tras el furor de los festejos por el imponente triunfo de la Selección Argentina en el Mundial de Qatar- que se empezó a notar más movimiento, aunque no se contó con el margen suficiente para alcanzar el nivel de ventas de la temporada pasada. Así, el ticket promedio fue bajo, del orden de los $2300 por persona/por juguete en comercios de cercanía y con transacciones en efectivo.

“Cuando las ventas se formalizaron con tarjeta de crédito, el ticket ascendió a $5500 en especial en comercios con más del 80% de productos importados en sus góndolas”, precisaron desde la entidad. En términos generales, las categorías que crecieron son las que tradicionalmente tienen un mejor desempeño en esta etapa del año: pelotas de PVC, lanza aguas, camiones volcadores y autos de plástico, flotadores para pileta, artículos para la arena, juegos de mesa y masas de modelar.

Por su parte, los productos con precios mayores a los $3500 tuvieron retrocesos en las cantidades vendidas respecto a la Navidad pasada, lo que provocó una caída general en el nivel de ventas del 5,2% en unidades. En promedio, el incremento de precios de los juguetes nacionales fue del 60% interanual, un aumento menor a la inflación acumulada en los últimos 12 meses. Por su parte, los juguetes importados tuvieron un alza mayor al 130%, motivado principalmente por la fijación de precios a un tipo de cambio futuro, diferente al oficial.

Con la temporada de Reyes Magos, se va a contar con el balance definitivo del 2022. “La industria argentina (en materia de juguetes) se encuentra con un menor nivel de producción y hoy ocupa apenas el 60% de la capacidad instalada en las fábricas y posee una baja participación del 30% del mercado argentino de juguetes cuando en 2015 se supo alcanzar el 50%”, completaron desde la cámara que nuclea al sector.

En Argentina hay más de 180 establecimientos productivos, todas micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyMEs) en su mayoría “familiares y altamente competitivas” tras haber incorporado maquinaria de última generación y tecnología, lo que permitió “automatizar los procesos productivos, obteniendo juguetes con precios accesibles, diseño y sobre todo, seguros”.