Monday 24 de January, 2022

Vergonzoso: detuvieron a dos empleados del cementerio israelita de Ciudadela mientras se robaban placas de bronce

Se trata de un trabajador de mantenimiento y de uno de los serenos. Un llamado al 911 alertó a la Policía del delito que estaban cometiendo y, al llegar un patrullero a la necrópolis, los sospechosos pretendieron escapar. Ya habían sustraído las identificaciones de 85 lápidas.

Los dos detenidos no pudieron explicar qué habían las placas en el baúl del auto en el que intentaron escapar

Vergonzoso, indignante: sobran calificativos para definir lo que hicieron dos trabajadores del cementerio israelita de Ciudadela, que fueron detenidos por la Policía luego de profanar 85 placas de bronce de distintas lápidas de la mencionada necrópolis. Ambos quedaron a disposición de la justicia y resta ahora saber qué decisión tomarán las autoridades del lugar para con ambos, aunque no es difícil imaginarlo.

Fuentes policiales y judiciales informaron a Primer Plano Online que todo se originó con un llamado al 911 en el que una persona advirtió del delito que se estaba cometiendo en el lugar, ubicado en la intersección de Maipú y Reconquista, de la citada localidad del distrito de Tres de Febrero.

Al arribo del patrullero de la seccional 2ª de ese distrito, los uniformados visualizaron a dos sujetos con vestimentas oscuras y en su poder dos martillos, una barreta y un corta fierro, quienes al notar la presencia policial intentaron darse a la fuga a bordo de un Fiat Uno color negro. Sin embargo, a poco de arrancar fueron frenados por el personal policial.

Allí ambos se identificaron como trabajadores del cementerio, pero no pudieron explicar por qué tenían en el baúl 85 placas de bronce sustraídas de distintas tumbas. Por ese motivo, comunicada la novedad a la fiscal Diana Mayko, de la UFI Nº 7 de San Martín, la funcionaria dispuso la aprehensión de ambos para poder indagarlos.

Voceros policiales identificaron a los detenidos como Marcelo Ricardo Campos (57), empleado del área de mantenimiento de la necrópolis y domiciliado en San Justo, y Jaime Ricardo Quiroga (44), sereno del lugar y domiciliado en Merlo. En principio ambos quedaron imputados en una causa por tentativa de robo, dado que el delito no se terminó concretando.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram