Tuesday 27 de September, 2022

Hay vida después de la patota de Othacehé: la Universidad Nacional del Oeste resurge desde las cenizas

La decana de la Escuela de Humanidades de la esa entidad académica explicó el calvario que debieron atravesar para lograr la normalización de la entidad, que estaba cooptada como un refugio de militantes políticos tras la derrota del ex intendente. Mirá el video con los dichos de una víctima directa de la violencia.

Frente 1País en Merlo
Carolina Farías fue víctima directa de las amenazas de la patota de Othacehé en la Universidad del Oeste

La Universidad Nacional del Oeste (UNO) empieza a tener un rumbo académico normalizado. Luego de que el claustro de docentes y alumnos se revelara de manera enfática en contra de la conducción ejercida por Martín Othacehé, hijo del ex intendente de Merlo, y lograra su destitución, ahora la discusión sobre el destino de esa entidad se centra en lo pedagógico y alejó a la violencia política del centro del escenario. De hecho, las autoridades ya preparan la primera colación para entregar títulos a sus egresados, que se realizará durante la primera quincena de junio próximo.

Convocada por el programa periodístico Primer Plano, Carolina Farías, decana de la Escuela de Humanidades de la UNO contó el calvario que debió pasar para conseguir que la institución pudiera enderezar el rumbo. Incluso, relató que un día debió defender a carterazos que no se llevaran papeles del alumnado de su oficina. “Dentro de las facultades que tiene un decano tiene la responsabilidad de custodiar la documentación y todo lo que corresponde a la vida académica de los alumnos”, justificó su reacción durante la conversación con Adrián Noriega.

“Hace un año atrás en rector (Martín Othacehe) ejercía toda la violencia institucional que se pueda uno imaginar, persiguiendo gente, echando docentes y en el caso personal la pase realmente mal, con mucho miedo. Hoy a la distancia puedo darle real magnitud a las cosas que pasamos”, agregó, al tiempo que valoró el nuevo rol que ejerce la Universidad de cara a la comunidad. “El objetivo era llegar a las familias trabajadoras y que sus hijos puedan ser la primera camada de universitarios. Por eso nos revelamos ante la violencia política que sufrimos”, concluyó.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram