Tuesday 22 de September, 2020

Vidal les reclamó a los intendentes bonaerenses de Cambiemos que defiendan a Macri

La gobernadora les recordó que pueden pagar sueldos e inaugurar obras por las "decisiones difíciles" que él toma; el Presidente los exhortó a bajar el déficit para hacer más inversiones

Foro de intendentes de Cambiemos
El presidente y la gobernadora encabezaron ayer un nuevo foro de intendentes de Cambiemos

La idea ahora es «bancar» a Macri. Sin demasiadas vueltas, María Eugenia Vidal les reclamó ayer a los 71 intendentes bonaerenses de Cambiemos que salgan a defender las «decisiones difíciles» que toma Mauricio Macri y que «sumen al Presidente y a su gobierno a las buenas noticias», cuando se trate de inauguraciones y nuevas obras en sus distritos.

Mientras se instala el año electoral, pero también ganan espacio en la agenda la discusión por la paritaria docente, un nuevo aumento de las tarifas y la judicialización del acuerdo entre el Gobierno y el Correo Argentino, Vidal no dudó en explicar por qué los intendentes deben salir a dar su respaldo. «Muchos de ustedes y la provincia pagamos sueldos por el apoyo incondicional del Presidente. Muchos de ustedes tienen hoy obras hidráulicas, cloacas, agua potable y rutas por el apoyo incondicional del Presidente», insistió.

La arenga fue un capítulo central del foro de intendentes de Cambiemos que Macri encabezó en Vicente López junto a Vidal, el asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba y el anfitrión, Jorge Macri. Localía que, por cuerda separada, implica un nuevo respaldo para el jefe comunal en su deseo de encabezar la lista de senadores nacionales de Cambiemos.

Vidal no fue la única en plantearles desafíos a los intendentes: el Presidente los urgió a bajar el déficit fiscal en sus distritos, alcanzar el superávit y destinarlo a inversiones. «En el mediano plazo ustedes deben tener capacidad de resolver los problemas de su comunidad. No pueden estar todo el tiempo yendo a La Plata o tocando el timbre en alguna repartición nacional para conseguir obras menores», los exhortó.

Aclaró que la tarea de bajar el déficit los llevará a entrar en batallas. «No es lindo, porque aquellos que afectás te rodean la oficina, el municipio, te vuelven loco», dijo, pero ató esos conflictos al destino político de Cambiemos: «Lo peor que nos puede pasar es perder el apoyo de la gente porque no dimos las batallas del cambio que prometimos. Eso es lo que no nos van a perdonar».

El foro culminó con un panel sobre vivienda, pero la campaña tiñó todos los discursos previos. «El año electoral ya se lanzó», dijo el Presidente, que no ocultó su hastío de que haya comicios cada dos años. «Una pérdida de tiempo y energía enorme», graficó. También se descargó contra el kirchnerismo: dijo que la Justicia seguirá sacando a la luz la corrupción de sus antecesores y atribuyó las dificultades de 2016 a un país «devastado, quebrado y basado en un montón de mentiras».

El capítulo educativo no estuvo ausente. Macri les pidió a los intendentes que no se queden «sólo» en la discusión salarial y que planteen las condiciones de la enseñanza, sus resultados, el presentismo.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram