Saturday 19 de September, 2020

VIDEO – Bronca de un efectivo policial del Comando de Patrullas de Morón que se contagió coronavirus

Alejandro Pfleger tiene 34 años y recibió la confirmación de su cuadro el domingo pasado. Fue hisopado a través de la obra social de su mujer, porque todavía espera respuestas de IOMA. Permanece alojado en un hotel porteño y ninguna autoridad de la fuerza se contactó con él.

“Nos tenemos protocolo de sanidad: ni guantes, ni alcohol ni barbijos. Además, los efectivos trabajan con síntomas por temor a ser sancionados”, afirmó Pfleger

Alejandro Pfleger tenía ganas de dar a conocer su historia. Tiene bronca, se siente desprotegido, y asegura que todos sus compañeros y compañeras de la Policía de la provincia de Buenos Aires la están pasando mal, pero que están impedidos de hablar por temor a represalias. De hecho, su propia historia reciente es un cúmulo de situaciones que describe en medio de la impotencia.

El muchacho, de 34 años y padre de una nena con su anterior pareja, actualmente está casado hace tres años con una agente de la Policía de la Ciudad. Y, en tren de comparaciones, como su mujer tiene la obra social OSDE hoy puede hablar desde la certeza de un diagnóstico. Tiene coronavirus, y aún aguarda que desde provincia alguien le de respuestas a su malestar de salud.

Todo comenzó el viernes de la semana pasada, mientras hacía un operativo sobre Pierrastegui, en cercanías del Cementerio de Morón. Allí se empezó a sentir mal y pidió que alguien lo releve, porque no se aguantaba parado. “Tenía dolor de cabeza, tos, de garganta, malestar en el pecho. Salvo fiebre tenía todos los síntomas compatibles con el coronavirus”, le expresó a Primer Plano Online.

Después de algunas horas de espera, recién al mediodía lo pasaron a buscar con un móvil. Se fue a la sede del comando, donde una superior lo consultó sobre su cuadro. “Bueno, quedate arriba del móvil así no tomás frío”, le informó su jerárquica. La cuestión es que Alejandro la indagó sobre si no había escuchado lo que le pasaba, a lo que ella le pidió precisiones sobre lo que iba a hacer para dejar constancia. “Me voy a mi casa, no quiero contagiar a nadie”, respondió él. Y se fue a su domicilio.

El agente, que vive en Morón Sur en un mismo terreno con sus padres, sabe de los riesgos que esta enfermedad implica para su familia directa. Su mamá es diabética; su papá, retirado de la Policía tras 34 años de servicio, es hipertenso y tiene colocados tres stents; y su hermana, que también vive allí y es personal de la fuerza, tiene 30 años pero es inmudeficiente: ya atravesó tres operaciones de cáncer, de tiroides, hígado y útero.

Ni bien llegó a su vivienda, Alejando llamó directamente a la obra social OSDE, la que tiene por su esposa. También cuenta con IOMA, pero prefirió optar por la privada. Por videollamada, un médico lo entrevistó y, por ser personal policial, le informó que con presentar un sólo síntoma le tenía que aplicar el protocolo de Covid. A las 17, una ambulancia lo pasó a buscar por su casa para hacer el hisopado para la pareja.

La incertidumbre de una mujer policía con síntomas de Covid y la odisea para ser atendida y diagnosticada

Lo trasladaron a la clínica Rossi, de Almagro, y de allí los llevaron a un hotel en Capital. A él le dio positivo el testeo; a su esposa negativo, por lo que mandaron a su casa, pero con estricta recomendación de mantenerse aislada. Desde entonces, Alejandro se contactó con el jefe de servicio en el Comando de Patrullas de Morón y con la gente de personal. “Ellos deben presentar la denuncia ante la ART. Pero desde el domingo pasado, que informé de mi situación, nadie se comunicó conmigo”, le dijo a Primer Plano Online.

Alejandro cree que se contagió en la sede de la empresa de colectivos 55, sobre la Avenida Don Bosco, donde realizó tareas de custodia por dos semanas. Es imposible saber el origen de la infección pero sí es su sospecha. ¿El motivo? “Nos tenemos protocolo de sanidad: ni guantes, ni alcohol ni barbijos. Además, los efectivos trabajan con síntomas por temor a ser sancionados”, afirmó Pfleger. “En el comando hay varios casos de Covid y nadie está tomando medidas de protección”, concluyó.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram