Sunday 20 de September, 2020

VIDEO – Fingieron ser policías para allanar una vivienda en Moreno: el dueño se dio cuenta y logró escapar

Los delincuentes pedían desmayarlo a golpes, pero la víctima logró zafarse y pudo escapar del lugar. Mientras, alcanzó a activar una alarma vecinal y ponerlos en fuga. Las imágenes son impactantes.

Los delincuentes llegaron vestidos como policías y el vecino alcanzó a darse cuenta lo que estaba pasando

Marconi y Dean Funes, Paso del Rey, a siete cuadras de la Autopista del Oeste. La secuencia es dramática: un hombre solo, en la puerta de su casa, con su esposa y sus tres hijos, de seis, nueve y once años adentro. De golpe, un Volkswagen Surán color gris estaciona y baja una mujer vestida de Policía. Detrás, otro hombre, también con vestimenta de la fuerza en la parte superior.

“¿Un allanamiento? ¿De qué?”, preguntó el dueño de casa. “De los muebles”, le respondió su interlocutora, que tenía carpeta en mano. En esa vivienda, Eduardo tiene un microemprendimiento familiar y no confecciona muebles: fabrica sillas de madera y hace revestimientos. Allí trabaja con su esposa y en las épocas de mayor demanda un tercer empleado.

“Bueno, dame dos minutos que llamo a la comisaría y te abro”, atinó a contestarle. La mujer le dijo que ella era la policía y se metió, prepotente, en el hogar. Detrás de ella el otro hombre. En ese momento, un tercer policía se acerca. También un cuarto. Escucha el “click click” de las armas y la voz, imperativa, de alguien que le ordena: “Metete para adentro”.

Eduardo recién ahí pudo comprender la secuencia. No eran policías, no era un allanamiento. Era víctima del robo de una banda de ladrones disfrazados. No se resistió. Por su atrevimiento, terminó golpeado, con una culata de pistola en la cabeza. “Hemos hablado con mi mujer sobre este tema. Pero bueno, en un momento de furia me salió todo al revés”, aseguró Eduardo a Infobae.

Al verse rodeado, Eduardo, pensó en sus hijos y en su mujer: “Tenía dos opciones, meterme para adentro o sacarlos para afuera. Decidí llevarlos para afuera. Me trencé con dos y gracias a Dios no me pudieron volver a meter”, afirmó. En esa vorágine, los ladrones pedían entre ellos desmayarlo a golpes.

La mujer policía, la supuesta líder, le decía: “Dame los papeles, dame la plata”. Sin embargo, mientras lo golpeaban y lo sujetaban entre tres, Eduardo metió la mano en su bolsillo y activó una alarma vecinal, que fue concebida hace apenas un mes para combatir la invasión de motochorros en el barrio Bongiovanni.

Cuando empezó a sonar la alarma, la mujer exigía que la apagara. Por el ruido de la alarma y los gritos del forcejeo, los vecinos empezaron a salir de sus hogares. El ruido espantó a la banda, que huyó. Tanta que casi se olvidan a la mujer, quien, según analizan los investigadores, podría ser la líder de la banda.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram