Monday 26 de July, 2021

VIDEO Cayó en La Matanza la segunda viuda negra acusada del crimen a puñaladas en Núñez

Rocío Celeste Barreto Vera (20) fue capturada luego de un seguimiento tras abordar un auto que había pedido a través de una aplicación de viajes. Efectivos policiales siguieron al rodado y lo interceptaron a la altura del kilómetro 32 de la avenida Juan Manuel de Rosas, en González Catán.

Rocío Celeste Barreto Vera (20), es de nacionalidad paraguaya y segunda sospechosa en el caso

Cayó la segunda viuda negra acusada del aberrante crimen a puñaladas de Adolfo Enrique Muñoz (74) en su departamento de Núñez. Se trata de Rocío Celeste Barreto Vera (20), de nacionalidad paraguaya y segunda sospechosa en el caso.

La mujer fue apresada por personal de la comisaría 6ta. de San Alberto en medio de un seguimiento realizado en la vía pública. Como se observa en el video, el auto de alquiler que había solicitado a través de una aplicación fue interceptado a la altura del kilómetro 32 de la avenida Juan Manuel de Rosas, en González Catán, partido de La Matanza.

Al momento de la detención, la sospechosa tenía puesto un pantalón de jean, una campera rosa, ojotas Nike y medias coloradas. La joven quedó detenida e incomunicada por disposición del juez Alberto Baños, a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 38, que entiende en la causa. Por el hecho, personal de la DDI La Matanza ya había detenido hace dos días a Ariana Belén Domínguez (20) en Isidro Casanova.

Muñoz trabajaba como vendedor de quesos y vivía en el departamento 2do. «A» de un edificio de la calle Ciudad de la Paz 3397, en Núñez, donde el miércoles pasado fue hallado asesinado. Los forenses de la morgue judicial le informaron a la fiscalía que el hombre sufrió 22 lesiones punzocortantes y que la causa de muerte fue la hemorragia producto de esas heridas.

Viuda negra: detuvieron en Casanova a joven de 20 años por el crimen de un hombre apuñalado en su departamento

El fiscal José María Campagnoli, de la Fiscalía del Distrito Saavedra-Núñez, convocó para la pesquisa a detectives de la División Homicidios de la Policía de la Ciudad, quienes consiguieron en las primeras horas las declaraciones de tres vecinos, cuyos testimonios clave, ya orientaron la investigación hacia dos sospechosas.

El crimen de Muñoz fue descubierto por su propia hija, quien se acercó al domicilio de su padre porque su hermano le había contado que hacía dos días que el hombre no había ido a trabajar y que cuando él había pasado a la mañana a tocarle el timbre, nadie lo había atendido. Como la hija tenía un juego de llaves, pasó por la tarde, entró al departamento, encontró a su papá asesinado en su dormitorio y llamó de inmediato a la policía.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram