Thursday 20 de January, 2022

“No tengo nada que ver con lo que pasó”: el video de la policía de la Ciudad que está prófuga por el crimen de Lucas

“Desde el 17 de noviembre se siente el odio de la gente. Por tres personas que hicieron algo mal no todos somos iguales”, relató Lorena Miño en una filmación en la que aparece acompañada por su abogado.

"No todos son iguales, no todos hacemos lo mismo. No tengo nada que ver con lo que pasó", dijo Miño junto a su abogado

Lorena Miño, la policía de la Ciudad que está prófuga acusada de encubrir el crimen de Lucas González, juvenil futbolista de Barracas Central, aseguró en que no tuvo nada que ver con el hecho y que lamenta “muchísimo” la muerte del chico. Sus expresiones se conocieron a través de un video que difundió ayer su abogado, Roberto Castillo.

La mujer expresó entre lágrimas que por culpa de tres policías «que hicieron todo mal» ella se encuentra vinculada a la causa, en el marco de la cual se encuentran detenidos hasta ahora ocho efectivos, tres por el homicidio y cinco por encubrimiento.

“Buenas tardes, mi nombre es Lorena, perteneciente a la Policía de la Ciudad, estoy en Barracas, en la (comisaría) 4D”, así inició Miño su relato en la filmación, en la que se la observa sentada junto al letrado y llorando de manera permanente. La policía relató lo que, según ella, sucedió aquel miércoles cerca de las 9.50 de la mañana, cuando recibió una modulación “de un enfrentamiento armado con la Brigada de Policía de la Ciudad en Iriarte y Vélez Sarsfield”.

“Eran cuatro masculinos armados dándose a la fuga en una [Volkswagen] Suran azul, por lo cual con mi compañera fuimos sobre (la calle) Alvarado en ayuda de mis compañeros y cuando llegamos a Alvarado y Perdriel ya estaba la Suran estacionada. Se le pidió que descienda al chofer del vehículo […] los chicos ya estaban abajo, uno se da a la fuga y los compañeros decían ‘le dispararon a mi amigo, no dijeron que eran policías, eran chorros’”, recordó.

Miño, oriunda de la provincia de Corrientes, dijo que hace tres años vino a Buenos Aires “en busca de un futuro para ayudar” a su familia y que tras el hecho está pasando “un mal momento”. Y continuó: “A partir del 17 de noviembre nada volvió a ser lo mismo. Se siente el odio de la gente… por tres personas que hicieron algo mal. No todos son iguales, no todos hacemos lo mismo. No tengo nada que ver con lo que pasó”.

Lucas González tenía apenas 17 años y toda la vida por delante, con sueños de futbolista: todo se frustró por balas policiales

Además de esta policía se encuentran acusados de encubrimiento y detenidos el comisario Juan Romero y el subcomisario Roberto Inca, a cargo de la División Sumarios y Brigadas de la Comisaría Comunal 4; y el comisario Fabián Du Santos, el principal Héctor Cuevas y la oficial Micaela Fariña, todos efectivos de la Comisaría Vecinal 4D de la Policía de la Ciudad, quienes serán indagados hoy lunes.

En tanto, el inspector Gabriel Alejandro Isassi, de 40 años; el oficial mayor Fabián Andrés López, de 46, y el oficial Juan José Nieva, de 36, están acusados del asesinato de Lucas y se encuentran detenidos en el marco de la causa caratulada homicidio doblemente agravado por haber sido cometido por miembros de las fuerzas policiales abusando de sus funciones y con alevosía; falsedad ideológica y la privación ilegal de la liberta”.

Papá y mamá de Lucas durante la noche del fallecimiento del chico, cuando confirmaron que decidieron donar los órganos del chico

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram