Wednesday 18 de May, 2022

VIDEO Tras un bloqueo en la empresa de colectivos Expreso del Oeste detuvieron a sindicalistas del gremio UTA

Lo ordenó la justicia de La Matanza a raíz de un hecho ocurrido en 2021. La denuncia fue presentada por la dirigente macrista Florencia Arietto en representación de la compañía transportista. Los detenidos están acusados de asociación ilícita, entre varios otros cargos.

El momento en que el apoderado de Expreso del Oeste es agredido por los representantes sindicales

El bloqueo durante cuatro horas de la sede ubicada en Villa Madero de la empresa de colectivos Expreso del Oeste le costó caro a varios dirigentes sindicales de la Unión Tranviarios del Automotor (UTA).

Es que la justicia de La Matanza ordenó la detención y los allanamientos en las viviendas particulares de Carlos Sánchez (66), Rubén Alejandro Andrada (45), Antonio Adrián Bazán (56), Sergio Raúl Gauna (46) y Salvador Felipe Strazzeri (53), todos integrantes de la mencionada organización con distintas responsabilidades.

En concreto, la fiscal Analía Córdoba, de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio (UFIyJ) N° 11 de ese Departamento Judicial consiguió en aval del juez de Garantías Agustín Gossn para realizar los procedimientos en las casas de los imputados y en la sede de la UTA de la zona oeste, ubicada en Ortiz de Rosas al 300 de Morón.

La acusación que pesa sobre los dirigentes sindicales es la de lesiones leves, impedimento y/o entorpecimiento del funcionamiento de transporte de tierra (dos hechos), violación de morada ajena y amenazas coactivas reiteradas, todos ellos en concurso real realmente entre si con el delito de asociación ilícita.

El hecho en cuestión ocurrió, como se observa en el video que ilustra este artículo, el 25 de febrero de 2021, cuando el grupo sindical irrumpió en la sede de la transportista, ingresó por la fuerza en las oficinas y “sustrajeron efectos personales de algunos de los dueños y empleados”.

“Los hostigaron y amenazaron por un lapso de seis horas, y efectuaron la misma operatoria en horas de la noche a sus micros que transitaban en CABA”, detalló un investigador consultado por Primer Plano Online. Posteriormente, el 27 de agosto de ese año, hubo un nuevo bloqueo a la empresa por un lapso de cuatro horas.

Tras la denuncia realizada por la dirigente macrista María Florencia Arietto, que además actuó como abogada de la empresa, la justicia ordenó una investigación para identificar a los autores del ataque y de la interrupción de la operatoria de la compañía. Detectives del Departamento Casos Especiales de la Policía bonaerense, a cargo del comisario Flavio Andrés Marino, lograron individualizar a los agresores y la operatoria instrumentada: contaron con escuchas telefónicas y el análisis de comunicaciones.

“Algunos tenían cargos directivos en la UTA zona oeste, más específicamente la representación como delegados de sus compañeros”, precisó la fuente. En los procedimientos los efectivos incautaron una escopeta marca High Standard, serie 3231309 calibre 12/70, con seis cartuchos de posta de guerra intactos y uno precintado en recámara, otros cinco cartuchos posta de goma. Asimismo, en los domicilios de los acusados secuestraron cuatro vehículos, equipos celulares y computadoras, material que quedó a disposición de la justicia.

La escopeta incautada en la sede gremial de Morón, que también fue allanada

En una de las protestas fue agredido Esteban Falcigno, apoderado y uno de los dueños de la compañía. En diálogo con el sitio Infobae, el empresario contó que el primer bloqueo le ocasionó un fuerte perjuicio económico: tuvo que devolver el importe de los pasajes, equivalente a un millón de pesos aproximadamente, e incluso aportó a la Justicia la constatación correspondiente.

“No había ningún reclamo concreto. Les dije que esa no era la forma de reclamar y les propuse ir al Ministerio de Trabajo para canalizar una negociación. Les pedí que no me bloquearan. Pero ellos prefieren esos manejos mafiosos. Te dicen: atendeme o te bloqueo”, se sinceró. El apoderado hizo la denuncia ante la Justicia en septiembre pasado, cuando Arietto se puso al frente del caso. “Sé que esto no terminó -confesó-. Lo estoy arriesgando todo porque esta gente es muy poderosa. Pero prefiero perder todo antes que seguir bajo las órdenes de esta gente”, cerró.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram

Sé el primero en comentar

Deja un comentario