Saturday 15 de May, 2021

VIDEOS Policía herido en la cabeza tras persecución y tiroteo que arrancó en Morón y terminó en Ramos Mejía

Las imágenes son impactantes y registraron el momento en el que el agente cae herido sobre la vereda ensangrentado. Un repartidor colaboró con la detención de uno de los delincuentes que huía en medio de un raid.

El momento en que el sargento herido se tira al suelo ensangrentado y el repartidor colabora en la detención del ladrón

Un efectivo policial del Comando de Patrullas (CP) de Morón terminó herido con un balazo que le rozó el cuero cabelludo luego de una persecución policial que arrancó en ese distrito y terminó en Ramos Mejía. Como consecuencia de un feroz tiroteo hubo dos detenidos, uno de ellos con ayuda de un repartidor de una de las aplicaciones de entregas a domicilio que presenció el final de la secuencia.

Fuentes policiales informaron a Primer Plano Online que el hecho ocurrió anoche, cuando los malvivientes, que se movilizaban en un Chrysler PT Cruiser negro, intentaron realizar una entradera en una vivienda de Pastor Obligado y Virrey Liniers, en Villa Sarmiento. Un móvil policial que acudió al lugar luego de un llamado al 911 fue atacado a balazos por los delincuentes, que escaparon en dirección a Tres de Febrero.

En ese momento se inició una persecución que terminó en Güemes y Alem, de Ramos Mejía, cuando los ladrones bajaron del auto y continuaron el enfrentamiento armado con el personal policial. Del coche bajaron cuatro sujetos, de los cuales dos escaparon y otros dos se enfrentaron a balazos con el sargento Leandro Giménez y el oficial Ulises Molina, ambos del CP de Morón.

Como consecuencia del intercambio de balas, Giménez fue herido por un proyectil que “le rozó el cuero cabelludo”, precisó un investigador. Es decir, fue protagonista de un milagro, porque un centímetro que se movía y la bala le ingresaba en la cabeza. Asimismo, ya con refuerzos, dos de los atacantes terminaron detenidos, uno de ellos con una herida en la región lumbar.

El agente lastimado fue trasladado fuera de peligro al hospital Posadas y los dos malvivientes fueron arrestados. Lo particular del hecho es que, una vez terminada la balacera, un repartidor de Pedidos Ya que fue testigo involuntario de la situación, colaboró con los efectivos para evitar que uno de los ladrones escape.

Los sujetos fueron identificados como Jonathan Abel Urtiola (27) y Gonzalo Adrián Comisso (el herido, de 29). Además, en el auto en que viajaban la Policía incautó un arma de fuego tipo pistola calibre 9 milímetros Astra 75 y un revólver calibre 32 largo.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram