Sunday 17 de October, 2021

Villa Sarmiento casi tiene su María Rosa: para intentar robarle la tiraron de la moto y le fracturaron la muñeca

Sabrina Moreno tiene 20 años y es mamá de una nena de apenas un año. Volvía del trabajo a su casa cuando dos motochorros la atacaron: primero le dijeron que se baje del rodado y luego le quisieron arrancar la mochila. En su desesperación perdió el control del rodado y golpeó la cabeza contra el cordón.

Sabrina, con su hija en brazos, cuando después de media hora llegó la Policía al lugar (foto gentileza Vecinos en Alerta Villa Sarmiento)

Sabrina Moreno regresaba de trabajar como todos los días rumbo a su casa. Circulaba por las calles de Villa Sarmiento con su Honda Wave, más concretamente por Marcos Paz, entre Gelly y Obes y Estanislao del Campo, cuando comenzó a ser seguida por dos sujetos, también a bordo de una moto. A pocos metros de llegar a Estanislao del Campo fue atacada por los cobardes.

Primero se le pusieron a la par y le dijeron “bajate de la moto”. Como ella se asustó y optó por seguir, los malvivientes también aceleraron para evitar que se les escape. El acompañante le tomó la mochila que llevaba en su espalda y ella, en su afán por defenderse, perdió el control del rodado. Lógico resultado: cayó al suelo.

El pie derecho de la joven atacada por motochorros inflamado: en la caída sufrió un esguince

“Golpeé la cabeza contra el cordón y caí con todo el peso del cuerpo sobre la muñeca derecha, en la que tuve fractura. Además, me esguincé el tobillo. No se pudieron llevar nada porque empecé a gritar fuerte y rápidamente salieron vecinos a auxiliarme y los ladrones se fueron”, le contó la víctima a Primer Plano Online.

Sabrina (20) trabaja como administrativa y es mamá de una nena de un año de vida. Sabe que la sacó barata: tranquilamente podría haber sufrido cosas peores. Las imágenes del asesino de María Rosa Daglio la invadieron toda la semana y ella terminó padeciendo un hecho similar: también por la espalda y en apenas segundos.

Mientras se recupera de las lesiones aferrada a su familia, se queja de la demora en la llegada de la Policía: más de media hora esperó para que el móvil acudiera al lugar. «Luego le avisamos al comisario y el móvil llegó al instante», publicó uno de los vecinos que acudió en ayuda de la chica. De todos modos, a esa altura, los motochorros ya estarían cometiendo fechorías por otro lado. Hay cámaras de seguridad particulares en la cuadra donde ocurrió el hecho, pero no pudo acceder a ellas. Quizá las puedan obtener los investigadores.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram