Saturday 15 de May, 2021

Violenta entradera en Ituzaingó: delincuentes balearon a un policía retirado que intervino para defender a un vecino

Néstor Edgardo Scarameli, de 61 años, recibió disparos en el abdomen, uno en tórax y uno en uno de sus brazos. Fue trasladado de urgencia al hospital Posadas, donde permanece internado en terapia intensiva. Hay conmoción en la zona.

El jubilado que intervino para ayudar a su vecino fue trasladado de urgencia al hospital del Bicentenario y luego derivado al Posadas

Violenta entradera en Ituzaingó. Un policía retirado, de 61 años, recibió tres balazos a manos de una banda de seis delincuentes que terminaban de asaltar a un vecino en su vivienda. El jubilado salió en defensa de la familia y fue atacado sin piedad por los malvivientes.

El hecho ocurrió anoche apenas pasadas las 21 en un domicilio ubicado en Cerrito y Los Matreros en el barrio de San Alberto. Según informaron fuentes policiales a Primer Plano Online, los atacantes se movilizaban en un Renault Sandero Stepway blanco, quienes ingresaron a la vivienda de un habitante de la cuadra (sus datos no serán publicados) a punta de pistola.

Cuando los intrusos se estaban retirando con electrodomésticos varios, objetos de valor y dinero en efectivo, el jubilado Néstor Edgardo Scarameli (61), domiciliado en la otra cuadra del hecho y retirado de la Policía de la provincia de Buenos Aires con la jerarquía de teniente primero hace diez años, cuyo último destino fue la seccional 1ª de Ituzaingó, intervino para evitar que los ladrones escapen.


En ese momento, los delincuentes abrieron fuego contra él, y lo balearon en el abdomen, tórax y en uno de sus brazos. Herido, el jubilado fue asistido por un cabo de la Policía Federal que vive en la zona y salió a ver lo que sucedía. El joven cargó en su auto a Scarameli y lo trasladó de urgencia al hospital del Bicentenario, aunque rápidamente al ver el cuadro los médicos decidieron derivarlo al Posadas.

En el nosocomio ubicado en Morón ingresó directamente al quirófano, dado que le detectaron una lesión en el intestino delgado que ameritaba cirugía. En principio, las primeras informaciones hablan de un cuadro que no reviste gravedad, aunque hay que aguardar la evolución.

Fuentes judiciales confirmaron que en el lugar personal de la Policía Científica incautó una pistola 11,25, con munición en recamara y otra en cargador como también vainas servidas, todo propiedad de la víctima. Respecto al vehículo en el cual los malvivientes se movilizan mismo fue sustraído en jurisdicción de Ramos Mejía y tenía pedido de secuestro activo. Por el momento no hay detenidos. La causa quedó en manos de la UFI Descentralizada Nº 2 de Ituzaingó.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram